septiembre 2005


Y me bajé apenas… llena de cosas, con suerte la puerta del auto quedó bien cerrada… Y es que la cantidad de papeles que andaba trayendo eran dignas de la clásica oficinista que tipo 9 de la mañana recorre todo su lugar de trabajo repartiendo quien sabe cual memo.Y caminé, para cruzar el paso de cebra que está justo al frente de mi lugar de trabajo, todo iba bien, excepto por el hecho de que no me fijé que mi cuaderno (lleno de papeles dentro) lo tomé justamente al revés.
Se detiene un taxi justo frente mío, camino rápido, empinada en los tacos que todavía no siento como míos, aunque trato de aparentar lo contrario. Es así como se me cae el cuaderno en el pavimento, volando los mil papeles que éste contenía y dejándome con cientos de papeles que recoger y con sólo dos manos.
Los segundos pasaban y al parecer asomó Carreño: cuando quieres que las cosas sucedan como quieres, justo ocurren de la manera contraria.Y empecé a recoger todo… con una mano sujeto mis cuadernos, con la otra no suelto las llaves de mi auto mientras empiezo a recoger cada papel desparramado en el suelo. Por otro lado, mi codo pegado a mi cuerpo impide que aquella diminuta cartera esté a punto de caer (será muy linda, pero para ser sincera, tiene bien poca utilidad: no me cabe absolutamente nada). Entonces pasó lo peor: cada papel que recogía se me volvía a caer. En cualquier situación similar paso inadvertida… pero esto duró demasiado: pasaban los minutos y yo seguía recogiendo papeles. Ya no estaba solamente el taxi detenido, sino que atrás una camioneta y de reojo, vi que se acercaba un tercer auto. Menos mal pude recuperarme de mi mala suerte, no sin antes haber sacado de sus casillas al pobre taxista que, ya desesperado por mi demora, optó por pasar justo a mi lado, quien sabe con qué ganas, si de gritarme algo o reírse de la situación…
Nada interesante que decir… llegó el tiempo de hacer un alto ya que se viene el recuento: revisa lo pasado, chequea el presente y proyectate al futuro. Respira, vive, ríe, ama, llora, canta, baila, conversa, grita, de la forma, en el momento y en el lugar que quieras.
Hoy todo esto me hace sentido… la vida es corta y hay que disfrutarla.
Si yo no soy para mí mismo, ¿quién será para mi?
Si yo no soy para mí solamente, ¿quién soy yo?
Y si no ahora, ¿cuándo?
Refranes del Talmud Misnah Abat.

Me encontré con un artículo en terra que habla acerca de un movimiento relativamente nuevo que agrupa a aquellas personas que no les complica la soltería, es más, es como si les gustara. No viven en una burbuja, salen a explorar el mundo como cualquier persona. No serían tampoco los que caen en lo que se insiste (puaj!) en denominar “liberal”, buscando relaciones express y poniendose a tirar como si el mundo se fuera a acabar.
Es simplemente alguien que no le molesta el estar solo, quien podría tomar como estandarte la cita de Rainer Maria Rilke: “No deberían dejarse confundir en su soledad por el hecho de que es algo de lo que ustedes quieren salir”. Estos son llamados quirkyalone.
Las clasificaciones siempre me han incomodado… permiten “ordenar” las cosas, pero restringuen, coartan. Inevitablente me identifico con algunas características de este grupo, pero no siento que podría llegar a clasificarme como una. No creo que sea mi propósito tampoco.
Ahora, ¿existen realmente?, ¿son hartos ó sólo corresponden aquellos solterones que vemos como amargados caminando por la vida?
Por otro lado, me queda dando vueltas el cómo ve la sociedad a este “tipo” de personas… ¿creemos que son infelices por estar sin pareja o esto no es más que una proyección de nuestra propia infelicidad queriendo estar solteros? Mmm.
Cada vez que se acercan fiestas patrias, recuerdo lo bien que lo paso. Comparto en familia, con amigos, me lo como y tomo absolutamente todo (sin llegar a curarme… nunca tanto). Lo que provoca en la gente me gusta, el ambiente alegre, andan todos como andando en las nubes. Pero si hay algo que siempre me ha incomodado es que me saquen a bailar cueca.
“No, gracias”, “No… en serio”, “Es que no sé”(para los más porfiados) son las frases que salen espontáneas.
Creo que en mi tierna infancia (digamos 3º básico) más de una vez aprendí a moverme al ritmo de este baile, pero la verdad es que no quedó registrado en ninguna parte. Y es que lo que no se practica, sencillamente se olvida.
Al llegar mi adolescencia, pasé por la etapa de resistirme a “hacer el ridículo”, teniendo en mente más el qué iban a pensar de mi, que viendo que es lo que yo realmente quería hacer.
Hoy me está pasando lo contrario: me siento más ridícula al quedarme sentada. Incluso como que me siento algo ajena a la celebración. Capaz que esto de pie a que me incentive a aprender algo prácticamente nuevo para mi. Y es que de alguna manera, soy hija de los meneos deformes propios de los ochenta, de saltos y movimientos pélvicos que predominaron en los noventa (desde los Cadillacs hasta J. Luis Guerra) y tal vez hasta de goteos del axé (auspiciados por mi hermana chica).
Así que… “se necesita urgente profesor de cueca para alumna con suerte principiante”.
Luego de varios días estrujando mi memoria al máximo, terminé de hacer mi lista de aquellas películas que han marcado mi vida.
La verdad es que hay de todo: las que encuentro que son excelentes, las que destacan ya sea por alguna actuación, su guión, escenografía, efectos, maquillaje, banda sonora, etc. También hay algunas de las que me enamoró una escena, un gesto, una simple frase, una mirada, un silencio con música de fondo. Otras que simplemente retratan una época de mi vida, mi infancia ó que me identifican con alguno de sus personajes. Además, están aquellas que me proyectan al futuro, que me dejan pensando cómo me veré en unos años más. Están las que me dejaron pensando más horas de las que cualquier mortal esperaría. Y aparecen las que tienen un soundtrack que sigo escuchando aunque pasen los años.
Bueno, aquí va (son 215 hasta el momento):
12 Monkeys
1492: Conquest of Paradise
200 Cigarettes
21 Grams
25th hour
A Bronx tale
A few good men
Alien 1, 2 y 3
American Beauty
American History X
America`s Sweethearts
A Nightmare on Elm Street
Annie
Amores Perros
As good as it gets
At close range
A time to kill
Back to the future 1 y 3
Bad Boys (no la de Will Smith)
Batman 1, 2 y 3
Bram Stoker`s Dracula
Beetlejuice
Before sunrise
Being John Malkovich
Best laid plans
Big Fish
Boogie Nights
Bowling for Columbine
Braveheart
Breakfast club
Bull Durham
Cape Fear
Casualties of war
Chaplin
Chocolat
Circle of friends
Class
Cocktail
Con Air
Cool world
Crash
Cruel Intentions
Cyrano de Bergerac
Dangerous liaisons
Dangerous minds
Days of thunder
Dead man walking
Dead poets society
Dead ringers
Die hard
Don Juan de Marco
Downfall
Edward scissorhands
El hijo de la novia
Erin Brockovich
Evita
Excess Baggage
Eyes wide shut
Face/ off
Far from heaven
Fatal attraction
Fearless
Fight club
Forever young
Forrest Gump
Four rooms
Four weddings and a funeral
Frankie and Johnny
Frida
Fried green tomatoes
Ghost
Ghostbusters
Gia
Girl, interrupted
Good will hunting
Gorillas in the mist
Great expectations
Green card
Gremlins
Grosse Pointe Blank
Hable con ella
Hannibal
Happiness
High fidelity
Hope floats
I am Sam
If these walls could talk
Igby goes down
In & out
Indecent proposal
In the bedroom
In the name of the father
Jack and Sara
Jaws
Jerry Maguire
Kalifornia
Kamchatka
Karate kid
Kill Bill 1
La femme Nikita
La princesa y el caballero
Leaving Las Vegas
Legends of the fall
Léon: The professional
Liar liar
Lolita
Look who`s talking now
Love potion nº 9
Lucas
Mac and me
Magnolia
Mar Adentro
Mars attacks!
Meet Joe Black
Memento
Mission: Impossible
Money for nothing
Mr. Deeds
My best friend`s wedding
My left foot
Mystic River
Natural born killers
Notting Hill
Nuts
One fine day
Philadelphia
Planet of the Apes
Popeye
Primal fear
Pulp Fiction
Punch drunk love
Raiders of the Lost Ark
Reality Bites
Red dragon
Reservoir dogs
Risky Business
Run Lola run
Save Passage
Saving Private Ryan
Scent of a woman
Schindler´s list
See no evil, hear no evil
Sense and sensibility
September 11
Serendipity
Seven
Shakespeare in love
She`s so lovely
Singles
Sleepers
Sleeping with the enemy
Sleepy Hollow
Sliding doors
Some kind of wonderful
Something`s gotta give
Speed
Stand by me
State of grace
Stepmom
Stigmata
Taxi Driver
The big blue
The blue lagoon
The bridges of Madison County
The Cider House Rules
The client
The color purple
The desperate hours
The devil`s own
The elephant man
The end of the affair
The english patient
The exorcist
The fabulous Baker Boys
The fifth element
The fly
The fugitive
The game
The good father
The hand that rocks the cradle
The horse whisperer
The hours
The house of the spirits
The last of the mohicans
Thelma & Louise
The man without a face
The mirror has two faces
The mission
The others
The pledge
There`s something about Mary
The scarlet letter
The shawshank redemption
The silence of the lambs
The saint
The thin red line
The Truman show
The truth about cats & dogs
The usual suspects
The wall
The wedding singer
The witches of Eastwick
The woman in red
Todo sobre mi madre
Too young to die?
Top gun
Trainspotting
Twister
Up close & personal
U Turn
Weird science
What dreams may come
What´s eating Gilbert Grape?
When a man loves a woman
When Harry met Sally
While you were sleeping


No puedo protestar. Cumplió todas mis expectativas y me dejó con ganas (le faltó “Timming” eso sí). De todas maneras valió cada peso que invertí. Lo bueno es que no me voy a sentir más apartada, ya que cuando antes preguntaba por él, nadie lo conocía (¿es gringo?, ¿kevin… qué?). Ahora sé que por lo menos dos teatro oriente llenos lo conocen. Uff.
Buena música, gran voz.
Yo, feliz.
www.kevinjohansen.com
En 15 días más voy a estar de cumpleaños. Estoy ad portas de llegar a una edad en la que se supone ya soy una adulta (me resisto a ser 100% una). Ante eventos importantes en mi vida, desde una enfermedad hasta una decisión importante trato de pensar en qué significa para mi vida. Rescatar lo bueno y reconocer lo malo, sacar algún aprendizaje, visualizar caminos futuros. No sé cuan útil será hacer este análisis o es una simple volada, pero para mí tiene un sentido muy especial.
Es así como cuando cumplí 20 años, decidí evaluar como andaba… y ocurrió que no me gustaron mis conclusiones. Estaba más que perdida en el mundo, con un miedo constante a equivocarme. Fue como si toda mi inseguridad de niña (que yo ya creía superada), hubiera vuelto, no sé si con más fuerza, pero incomodaba más. Me enlentecía, boicoteaba mis proyectos. Dudaba de mi carrera, de lo que yo quería para mi vida, de mis amores, de todo.

Cuando llegue a cotizar los 25… de alguna u otra manera va a ser distinto. Me siento con un norte, más confiada en lo que ya sé y muy motivada a seguir aprendiendo. No tengo dudas de ningún tipo, excepto a lo que se refiere a mi posibilidad de encontrar trabajo, pero para eso tengo que terminar mi práctica primero. En todo caso, no me angustia, pese a que lo más probable es que sea difícil encontrar, no pienso en rendirme… por lo menos, ese es el plan.
Me siento capaz de muchas cosas, puedo mantener una casa muerta de la risa, pero aún no me independizo. Por varias razones: aún no tengo la necesidad (nadie me apura), no tengo plata como para hacerlo, estoy en proyectos familiares que necesitan de mi apoyo, etc.
Respecto a los amores, casi un tema zanjado. Tengo una posición: Ya no me complico o, más bien, mi eterna soledad no me complica. Esto porque encontré mi simple fórmula: hacer todo lo que quiero hacer y expresar lo que siento. Suena simple, pero es difícil. Lo escucho día a día cuando mis amigos me hablan de sus respectivas parejas (rutinas, engaños, temas más que recurrentes… ¿dónde está la comunicación?). Mi temor a convertirme en la solterona ya me ha abandonado progresivamente. Estoy consciente de que las cosas no pasan solas, así que no me duermo en los laureles: actúo cuando tengo ganas de hacerlo. No soy la mina celosa, ni la cabra chica, ni la que hincha por todo. No acoso a nadie, quiero mi espacio; si no, me ahogo. Por lo mismo, dejo que el otro también tenga el propio. No me mato si me dejan y trato de no dejar cuando ya es demasiado tarde. Trato que las cosas funcionen… si no, suerte y que le vaya bien.
Esa soy yo. Ahora.

Página siguiente »