mayo 2006


Hay películas que son poco conocidas, pero que al ser descubiertas se convierten algo digno de recomendar. La casa de arena y niebla es una de ellas.
Dirigida por el ucraniano Vadim Perelman, es un drama que aborda temas como la vida de los inmigrantes, el sentido de pertenencia y la experiencia del abandono. Actúan Ben Kingsley (notable, como siempre) y Jennifer Connelly (incluso mejor que en Una mente brillante).
Llama la atención su extrema simpleza, pero a la vez la intensidad con la que aborda los temas. Y con un final que se quisieran otras películas. Música de James Horner. En HBO.

Powered by Castpost

Anuncios
Ya sabía eso de que las mujeres elegimos a nuestra pareja dependiendo “para qué la queramos”. Así de literal, jeje. De hecho, el que percibamos entre un hombre que podría ser un buen padre y uno con el que se podría tener una relación breve, depende de los rasgos faciales del hombre en cuestión, tal y como lo dice éste artículo.
Es así como los hombres con rasgos faciales redondos, con barbilla pequeña y ojos relativamente grandes con respecto a su rostro, son percibidos por las mujeres como potenciales buenos padres. En cambio, los más seductores a corto plazo son aquellos con mandíbulas cuadradas, ojos pequeños y rasgos huesudos.
Y no es primera vez que escucho lo mismo. Hace varios meses atrás, en uno de esos programas dominicales de la BBC, se hizo un estudio en el que a un grupo de mujeres se les mostraba fotos de hombres con rasgos más suaves y otros más toscos en dos periodos distintos del mes (durante y después de la ovulación), y como resultado se obtuvo que durante el periodo de ovulación había una marcada tendencia a elegir al mejor padre por sobre el que nos resultara más atractivo (por quien se optaba mayoritariamente el resto del mes).
¿Naturaleza sabia? Quizás.
En mi limitada experiencia, me cuadra bastante bien esta teoría, considerando lo difícil que es a veces el hacer verdaderamente consciente -y objetivo- el “para qué” uno está con alguien.

Powered by Castpost

No soy amiga de los fierros. Nunca entiendo nada. Y cuando me explican algo, ligerito se me olvida.
Menos mal tengo un hermano que de chico andaba metido debajo de los autos, aunque “sólo a veces” -llámese una vez al año- me asesora decentemente.
Me apestan estos meses en los que tengo que sacar revisión técnica. Odio la palabra “rechazado” junto a una explicación de una falla que nunca logro entender bien.
Y luego entrar a esos locales inundados en aceite, con hombres de overol (siempre indecente), de manos negras y ásperas, noooo, noooo, definitivamente NO es mi mundo. Si hasta ir a hacer cambio de aceite no me gusta.
Pero no me queda otra: los altos niveles de estrógeno que abundan en mi hogar junto con mi tiempo libre “obligado” me hacen la candidata perfecta para ser quien cumpla con este tipo de menesteres.

Powered by Castpost

A veces protestamos diciendo que nuestro país está mal ó que con el paso del tiempo, va empeorando. Hay personas que lo único que hacen es criticar. Pues, a veces es bueno mirar al lado, ver qué es lo que pasa al otro lado del mundo. Como para hacernos un panorama más global, este mes se exhiben dos documentales en el cable que muestran realidades distintas a la nuestra.
  • To live is better than to die de Weijun Chen (2003, China)
La historia de Wenlou, una pequeña villa en el centro de China. Allí, más de una tercera parte de la población se infectó con VIH al intentar ganar un poco de dinero extra vendiendo su sangre a principios de los años 90`. Viernes 19 (00.00 hrs) y miércoles 31 (21.00 hrs) por Cinemax

  • Children of Beslan de Ewa Ewart y Leslie Woodhead (2005, UK/ USA)
En septiembre de 2004 rebeldes chechenos sitiaron por varios días una escuela en Beslan, Rusia. Cuando terminó el evento, más de 350 personas resultaron muertas, 156 de ellas, menores de 12 años. Este documental marca el primer aniversario de la toma de la institución, con desgarradoras versiones de testigos de la muerte de algunos de los niños que estuvieron en el lugar. Viernes 19 (22.00 hrs), miércoles 24 (20.45 hrs), domingo 28 (02.15 hrs) y miércoles 31(00.00 hrs) por Cinemax


Powered by Castpost


Si hay una época de mi infancia que recuerdo casi calcada es cuando los sábados en la noche veía por televisión las tres películas de La Profecía. La verdad es que era casi un ritual previo para sentarse a ver esta saga que se iniciaba con la historia de un padre que adopta al hijo del diablo.
La original (The Omen, 1976), está dirigida por Richard Donner y protagonizada por Gregory Peck y Lee Remick. Una escena inolvidable para mí -por el miedo que me provocaba- es cuando ocurre el ataque de los monos. A esta película le siguen Damien: Omen II (1978) y The final conflict (1981).
Próximamente se estrenará el
remake de la cinta original, en una fecha bastante simbólica -el 6.6.06`-y tiene la particularidad de que presenta unos padres de Damien mucho más jóvenes que en la original (Liev Schreiber y Julia Stiles) y con Mia Farrow como la señora que cuida al Anticristo.
No soy muy amiga de los remakes, pero habrá que ver qué pasa con éste.

Powered by Castpost

Ya empezaron a abundar los corazones rosados. Cremas, carteras, perfumes, ropa y todo lo que se les ocurra es poco. Ya no es el día de la Madre, es el MES de la madre (¿y no que era el mes del mar?). Descuentos por el día de la madre, pero sólo hasta el domingo 14. Hasta concierto masivo en un mall.

Como para volverse loco y encalillarse hasta los huesos. Yo lo haría feliz por ella, pero me enferma el aire de consumismo y derroche que se respira en todos lados.

Y gracias al auspicio de Franco, lo último de Zero 7:

Powered by Castpost

Anoche por fin pude ver Closer -en el cable- luego de que me la perdiera cuando estuvo en el cine.
Quedé con una excelente impresión, ya que la película permite un buen análisis del cómo son las relaciones de pareja cuando experimentan una crisis (en particular, cuando se vive una infidelidad).
El cómo se experimenta el engaño (tanto quién engaña como a quién engañan), el cómo buscamos sentir dolor como si eso nos hiciera sentir más vivos, el miedo al abandono, las culpas internas, entre otras, son algunas de las temáticas que aborda.
Está muy bien dirigida (Mike Nichols), tiene actuaciones geniales (Portman y Owen se lucen), diálogos increíbles y la música es muy acertada (la voz de Damien Rice le da un toque de dramatismo espectacular).
Nota: NO recomendable para personas que vienen saliendo de una separación o que tienen problemas con su pareja… si no sigue este consejo, sufrirá las consecuencias.

Powered by Castpost

Página siguiente »